18 julio 2019

El ABC para prevenir la humedad en tu casa



Uno de los problemas que amenaza constantemente la sanidad del hogar es la humedad. Afecta tanto al exterior como hacia el interior de las paredes de nuestra vivienda. Lo más grave es lo perjudicial que puede resultar para la salud, sobre todo la de niños y ancianos.

No obstante, si esta ya se ha hecho presente en algunos sectores del inmueble, debemos encontrar la forma de hacer que desaparezca definitivamente. Existen muchas maneras de prevenir o combatir la formación de humedad. Algunas constituyen prácticas bastante sencillas que solo requieren constancia y dedicación, especialmente si las acciones se orientan a la prevención.

Aprende cómo resanar las paredes con grietas o hendiduras de tu casa

Para ayudarte a evitar este problema, o a solucionarlo en el caso de que ya esté afectando tu casa, a continuación te proporcionamos una pequeña guía con consejos bastante útiles y sencillos.

Previene la humedad en tu hogar:

1. La ventilación:

Como primera medida, ventilar es una de las mejores acciones para evitar la formación de humedad. En ambientes donde esta ya se ha instalado, es imperativo procurar que la luz del sol inunde el ambiente.

2. La higiene ante todo:

Cuando el moho ya se ha impregnado en paredes u objetos, lo más efectivo es fregar los muros con lavaza que contenga agua, cloro y jabón, a fin de sanitizar las superficies.

3. Seca la ropa húmeda en el exterior

Evita secar ropa mojada en el interior de tu casa. Si lo haces, las habitaciones se llenarán de humedad y con eso, aparecerá el moho. Es mejor que el secado de ropa lo hagas afuera.

4. Elige con qué vas a pintar tus paredes

Existen pinturas al vapor con efecto retardante. También hay pinturas antihongos y antihumedad, cuya composición las hace hidrorrepelentes. Sus componentes especiales evitan la formación de manchas de humedad.

5. De vez en cuando cambia tus alfombras

Si tienes las mismas alfombras desde hace mucho tiempo, ya es hora de que las cambies. Por más que las limpies, las alfombras acumulan suciedad, ácaros y absorben la humedad del ambiente. Sin duda, se convierten en potenciales focos de infecciones.

6. Instala un deshumificador en áticos y sótanos

Un deshumificador es un aparato de climatización similar a una unidad de aire acondicionado. Elimina la humedad del aire del lugar en el que se encuentra, al absorber el agua del ambiente.

7. Revisa anualmente el techo y las paredes

Al menos una vez al año, revisa el estado del techo y de las paredes de tu domicilio. Así podrás detectar a tiempo grietas y fisuras y evitar futuras filtraciones.

8. Cuidado con los suelos de madera

Si tienes suelo de madera, procura no humedecerlo en exceso al limpiarlo; la humedad tarda más en desaparecer en este material.

9. Elimina los colchones viejos

Cuando la humedad y el moho se han apoderado de los colchones, lo mejor es desecharlos, ya que se convierten en reservorios de bacterias.

10. Paredes de yeso

Si tus paredes de yeso tienen moho, repáralas antes de que se agrieten y se deterioren más por la humedad.

¿Quiere saber más? Contáctenos

Declaro haber leído y aceptado la Política de Privacidad