20 mayo 2019

Cómo escoger el mejor sistema de riego agrícola según el cultivo



Una de las principales preocupaciones de todo productor agrícola es proveer riego suficiente y adecuado para sus cultivos. Sabemos que mucho del éxito en la producción vegetal depende del suministro de agua a tiempo y adecuado.

El riego agrícola debe planificarse

Antes de tomar una decisión sobre el sistema de riego agrícola, se deben tener en cuenta una serie de factores. Estos determinarán una mayor tasa de eficiencia en el uso del agua y los diferentes agroquímicos.

El productor agrícola debe considerar:

  • El tipo de suelo y tamaño del terreno.
  • Topografía de la zona.
  • Clima.
  • Tipo de cultivo.
  • Calidad y disponibilidad del agua.
  • Impacto ambiental.
  • Presupuesto disponible.

Tipos de riego más utilizados en la producción agrícola

Los sistemas de riego agrícola más utilizados son la aspersión, por gravedad y por goteo. Sin embargo, la necesidad de reducir el impacto medioambiental ha impulsado el desarrollo de nuevos sistemas, más eficientes. Entre los principales se pueden mencionar:

Riego agrícola por microaspersión

Esta modalidad de riego agrícola consiste en la simulación de un fino rocío mediante el uso de aspersores. Estos disparan el agua en un radio no mayor a los tres metros. Su principal ventaja es el ahorro del líquido. Por otro lado, permite un buen control de la humedad en el suelo y la planta. Es ideal para cultivos de hortalizas.

La microaspersión permite la aplicación eficiente de agroquímicos. Aunque el coste de instalación suele ser elevado, los componentes para mantenimiento y reemplazo son económicos y fáciles de instalar.

Riego agrícola por goteo

El riego por goteo es muy popular por su facilidad de instalación. Este sistema de distribución de agua consta de una red de tuberías con pequeños orificios. Cuando el agua circula por las tuberías también gotea por esos orificios. De esta manera se distribuye en el suelo y las raíces de las plantas.

Este sistema es perfecto para cultivos como tomate, ají, pimentón, cilantro. Es decir, para todo producto agrícola sensible a los hongos si se mojan las hojas. El riego por goteo puede ser programado según la necesidad, y se puede regular colocando válvulas. Es menos costoso para instalar y permite un ahorro considerable del agua.

Riego agrícola por exudación

No es tan popular como los anteriores. Sin embargo, por su practicidad, bajo costo y ahorro de agua debería usarse con mayor frecuencia. Consiste en una serie de mangueras (o cintas de exudado)  que permiten la salida del agua gracias a su porosidad.

  • Este sistema permite el riego localizado.
  • Las mangueras se venden por lotes de metros que pueden ser cortadas o extendidas según el tamaño del terreno.
  • Se pueden controlar mediante válvulas y programadores de riego.
  • Cuando no se está cultivando el terreno, se pueden recoger.
  • Su coste de instalación es menor que el de microaspersión o goteo.

 

También te puede interesar leer:

Lanzamos la quinta versión del Desafío del Agua Pavco

HotPro, lo nuevo de Pavco para la conducción de agua caliente

¿Quiere saber más? Contáctenos

Declaro haber leído y aceptado la Política de Privacidad